Etiqueta: minería

Durante el Panel sobre Minería y Post conflicto hablé de la guerra solapada que algunos malquerientes le han declarado a la minería.

Esta intervención está basada en una columna que escribí hace unos meses en El Espectador: Los invito a leerla haciendo click AQUÍ

https://www.elespectador.com/opinion/opinion/guerra-solapada-columna-638424

minas

Medellín, 6 de octubre de 2017

Los días 5 y 6 de octubre en Plaza Mayor (Medellín) tuvo lugar la décimo tercera edición del Congreso Minero, evento académico organizado por la Vicepresidencia de Hidrocarburos, Minería y Energía de la ANDI en el marco de la XIII Feria Minera y Expometálica.

nimbycomic
Foto: http://energyeducation.ca/encyclopedia/Not_in_my_back_yard_syndrome

Hace apenas unos días, un reconocido medio de noticias económicas publicó un breve informe donde describe al menos 21 proyectos minero-energéticos que tendrán que enfrentarse en el futuro a una consulta popular que busca prohibir su realización. A pesar de las diferencias entre cada iniciativa, la razón para la oposición se fundamenta en los mismos argumentos: objeciones ambientales, cambio de la vocación productiva, indeseados efectos sociales y económicos y escasos beneficios para los habitantes, que, dicen, se quedarían con los problemas y sin los beneficios de los proyectos.

Desde los años 80, este fenómeno de rechazo a proyectos locales, que parece despertar con toda fuerza contra la industria minero-energética en Colombia, se denomina en EE. UU. como el fenómeno Nimby, acrónimo de Not In My Back Yard (“No en mi patio trasero”) y se describe como un fenómeno que surge espontáneamente como reacción hostil ante el desarrollo de actividades o instalación de servicios, proyectos o infraestructuras que se perciben como peligrosos, incómodos o desagradables. Los militantes Nimby tienen poco interés por entender argumentos, son insolidarios frente al impacto positivo de los emprendimientos para el conjunto de la sociedad, no plantean alternativas y tienen poca disponibilidad para oír explicaciones independientes sobre su verdadero impacto. El movimiento Nimby tiene audiencias crecientes gracias a las redes sociales, las fake news y la solidaridad que despiertan conflictos definidos como peleas entre David y Goliat.

espectador

Programa juan

10 Mar 2017 – 9:00 PM

Quería hoy aprovechar estas líneas para describir la extrema dificultad que ha surgido en Colombia para la realización de proyectos de infraestructura, energía, minería y petróleo. Pero la verdad, la lectura de un reciente comunicado de la Corte Constitucional sobre un fallo aún inexistente me obligó a aplazar el tema y a dedicar esta columna a describir el esperpento de decisión política arropada en edición de lujo. A través de la sentencia SU-133/17, con el pretexto de proteger el derecho de mineros artesanales desamparados, la Corte se carga medio Estado de derecho.

Así es la cosa. Gracias a un sesgo antiminero que se ha impuesto como mayoría desde hace algún tiempo en el alto tribunal, ya es evidente que la Corte está empeñada en hacer imposible a la fuerza la minería que la Constitución permite y que la ley debe proteger. En esta oportunidad, el fallo ampara el derecho al trabajo, al mínimo vital y la libertad de oficio de un grupo de personas que se dedican a actividades de explotación ilícita de yacimiento minero (artículo 338, Código Penal) invadiendo tierras o edificaciones con el propósito de obtener provecho ilícito (artículo 263, Código Penal). De no creer.

17 JUN 2016 – 9:00 PM
Nicolás Uribe Rueda

Colombia está en medio de una discusión absurda, políticamente orientada para plantear mentirosos dilemas entre las actividades mineroenergéticas y su compatibilidad con el agua, la agricultura, el medioambiente y las costumbres de las comunidades.

Es increíble, pero aquí aún encuentra eco la idea de que al explotar una mina la gente debe decidir entre el oro y la vida o cuando se extrae petróleo se debe renunciar a tener fuentes hídricas.Bello Horizonte, en Brasil, es una ciudad de más de dos millones y medio de habitantes rodeada por minas a cielo abierto, algunas en operación y otras en proceso de reforestación (No tienen que ir, basta verlo en Google Earth). Como es obvio, no hay una crisis de sed ni una epidemia de intoxicaciones. Esta ciudad es la capital del Estado de Minas Gerais (Minas Generales) y su equipo es el Atlético Mineiro (El noveno más costoso de la liga brasilera).La Mina el Teniente, en Chile, es la explotación subterránea de cobre más grande del mundo. Está ubicada a 50 kilómetros, aguas arriba, de la ciudad de Rancagua, en el valle del Cachapoal, en donde el 80% del área plantada se dedica a la producción de los deliciosos vinos chilenos.

Claramente esto demuestra que tanta amenaza y falso dilema solo tiene sustento ideológico, lleno de prejuicios, capaz de generar conflictos que priven a la gente de las oportunidades que brindan actividades legales que se pueden hacer con perfecto apego y vigilancia a estándares internacionales que garantizan la protección del ambiente y la conservación de las fuentes hídricas y las culturas tradicionales.

Pero siendo francos, lo que sucede en Colombia no es una discusión sino una guerra, una ofensiva contra las actividades extractivas y la industria mineroenergética. No de otra forma se explican tantos elementos que intrigan para que cada día sea más difícil perforar un pozo petrolero, construir una mina o hacer una hidroeléctrica.

Mayo de 2016

 

Gabinete

 

Quedó listo finalmente el nuevo equipo de gobierno que tendrá la tarea de acompañar al presidente Santos en la última parte de su mandato. Al gobierno le quedan algo más de dos años para sacar adelante su principal esfuerzo, el proceso de paz con las Farc, y cada una de las diez y seis carteras deberán concentrase en promover su agenda sectorial alineadas con ese propósito.
Esta es la tercera vez que el presidente hace un revolcón de su gabinete. Lo hizo en 2013 cambiando cinco ministros, lo repitió a los pocos días del inicio de su segundo período en 2014, cuando cambió siete carteras, y ahora también lo hace cuando el gobierno entra en la etapa final de su mandato y no goza de buena aceptación entre los colombianos de acuerdo a todas las encuestas.

Nicolás Uribe Rueda

Por: Nicolás Uribe Rueda

El concepto del buen vivir ha irrumpido en la vida política colombiana sin que muchos se percaten. No se trata simplemente de un postulado retórico para llamar distinto al bienestar o para referirse a un estado de felicidad. El sumak kawsay (Ecuador) y el suma qamaña (Bolivia), traducidos como “buen vivir” y “vivir bien”, son conceptos de origen indígena que plantean una aproximación particular del hombre con la sociedad, la naturaleza y el mercado. El sumak kawsay hace parte de la cosmovisión indígena sobre el mejoramiento social y se distancia de la idea de la acumulación de bienes materiales como determinante principal del desarrollo, integrando códigos éticos alternativos y criterios como el de la relación del hombre con su entorno.

131

escuchar

Los panelistas de Mañanas BLU debatieron acerca de la condición de víctimas tanto para militares como para guerrilleros en medio de la discusión de este punto en los diálogos que se adelantan en La Habana y la reunión de víctimas que se lleva a cabo en Cali.

Para Nicolás Uribe, la posición de las Farc de incluir a los guerrilleros entre las víctimas del conflicto, “es una estrategia para presentar al Estado frente a la ciudadanía, como uno de los culpables”. Según el exrepresentante,  es “inaceptable que se compare a un militar con un guerrillero”.

Por su parte, Héctor Riveros aseguró que en el marco de un conflicto armado “se reconoce que hay combatientes de un lado y otro. Infortunadamente casi que se permite matar, dándose a entender que no son víctimas sino delitos de guerra”.

Sandra Borda considera que las víctimas son “el resultado de violaciones del Derecho Internacional Humanitario, sean de las Farc o sean de las Fuerzas Militares”, aunque certificó que no todos los miembros del grupo subversivo tienen que entrar como mártires.

NICOLÁS URIBE RUEDA 4 JUL 2014 – 10:39 PM
Nicolás Uribe Rueda

El próximo semestre no tendrá Mundial, pero habrá política para rato y terminará siendo tan apasionante, entretenida y tentadora como ha sido la Copa Mundo que termina la próxima semana.

Para empezar, a partir del 20 de julio presenciaremos el espectáculo que brinden varias generaciones de políticos en el Congreso. Estarán los que irrumpen en la vida pública colombiana con el fervor de las nuevas generaciones y también aquellos que tienen más pasado que futuro en la gestión de la cosa pública. Por primera vez en muchos años, en el Parlamento habrá un partido de oposición con importante representación política y profundas bases populares que obligará la existencia de una coalición de gobierno disciplinada y eficiente. Veremos con entusiasmo los debates de control político alrededor de los más importantes temas nacionales y asistiremos a las deliberaciones sobre aquellos asuntos que se perfilan como prioridades en la legislatura que está a punto de iniciarse: la formulación del Plan Nacional de Desarrollo, la aprobación del presupuesto, la reforma tributaria y las puntadas iniciales de las reformas a la política y a la justicia, entre muchas otras cosas.

El Gobierno fue el autor o coautor del 43,5% de los proyectos aprobados durante el cuatrienio. 128 iniciativas que no agotaron su trámite deberán ser discutidas por el nuevo Legislativo.

2014-07-05 08.30.33
Foto de la Publicación de El Espectador
El nuevo Congreso iniciará labores el próximo 20 de julio, tras la instalación oficial por parte del presidente Juan Manuel Santos.

 

Sobre el Congreso que termina se ha discutido ya bastante desde el punto de vista cualitativo. Los colombianos conocen y deliberan con frecuencia acerca de las leyes aprobadas y también participan de manera cotidiana en el debate sobre aquello que seguirá pendiente en la agenda de reformas. Sin embargo, poco sabemos desde el punto de vista cuantitativo. Ignoramos cuáles son las prioridades regulatorias de los partidos y su eficacia en la tarea legislativa.