Etiqueta: economía

Por: Nicolás Uribe Rueda

Programa juan

Mañana, más de 36 millones de personas tienen la oportunidad de salir a votar para elegir a las personas que podrían impulsar las políticas públicas que necesita el país. Lo más probable, sin embargo, es que ni siquiera la mitad de ellos se acerquen a las urnas y por diferentes razones decidan no decidir sobre su propia suerte.

Mañana se empezarán a decantar las incertidumbres de los últimos meses y empezaremos a entender las dimensiones reales de los partidos, conoceremos sus máquinas electorales, así como la posible configuración mayoritaria del poder en el Congreso, y también veremos la capacidad real de persuadir votantes por parte de algunos candidatos.

Yo por mi parte votaré por muchas cosas a la vez encarnadas en mis candidatos al Senado y a la Cámara. En primer lugar, lo haré por gente honesta, que creo comprende a cabalidad que el ejercicio público es un apostolado que no está hecho para quedarse con el honor, sino para asumir con entereza la responsabilidad.

atlas-shrugged-book-cover

La rebelión de Atlas

Leí por primera vez La rebelión de Atlas, de Ayn Rand, hace casi diez años, y con frecuencia visito las anotaciones y subrayados que dejé en aquellas páginas maravillosas. Con cada nueva lectura se actualizan las reflexiones y, claro está, la inevitable comparación entre la situación colombiana y su estado de ánimo con la trama descrita en la novela, en donde el intervencionismo de Estado y la ética mayoritaria terminaron por asfixiar la iniciativa privada y colapsando el sistema social.

En esta oportunidad, coincidió mi lectura con la nueva publicación del informe “Doing Business” del Banco Mundial y el Informe Nacional de Competitividad. Más allá del análisis para Colombia, las recomendaciones de política y la comparación con los datos de años anteriores, creo valioso referirme al estado de ánimo o, mejor, de animadversión que existe hoy en el país contra todo lo que produzca, genere riqueza, cree empleo y sea fuente de oportunidades.

Es extraño, pero como sucedía en la novela de Rand, empieza a consolidarse la tesis de que la riqueza es un síntoma de inmoralidad que debe ser castigado por las autoridades y perseguido por la sociedad, mientras la necesidad se vuelve la fuente de todo derecho. Por eso se toleran las violaciones de la ley cuando los infractores se escudan en causas sociales y se persigue sin tregua a quienes crean empresa, estableciendo para ellos un régimen de requisitos y cargas incumplibles, altamente onerosos y con frecuencia incompatibles entre sí. La sobrerregulación estatal desestimula la inversión y crea conflictos irresolubles: se suben los costos a los empresarios y al mismo tiempo se les fustiga porque no venden barato, claro está, a la medida de las necesidades de la gente.

El Ministro de Hacienda presentó en el Congreso de la República el nuevo marco fiscal de mediano plazo denominado “Hacia una nueva economía”. Las proyecciones incluidas en este informe son supremamente relevantes para la toma de decisiones y el análisis de la economía colombiana. Por ello, se transcriben aquí algunas menciones importantes sobre su contenido y se incluye un link para la consulta

Marco Fiscal

De acuerdo con el Comunicado de Prensa expedido por el Ministerio, vale la pena resaltar:

  • Se prevé un déficit fiscal total del Gobierno Nacional de 3,9% del PIB para 2016. Para los años 2017 y 2018, el Comité Consultivo de la Regla Fiscal delimitó el déficit total del Gobierno Nacional en 3,3 % y 2,7 % del PIB, respectivamente. Estas cifras reflejan el compromiso del Gobierno Nacional con llevar a cabo un ajuste oportuno y contundente en las finanzas públicas.