3 JUL 2015 – 3:27 PM

Nicolás Uribe Rueda

El primer año de trabajo del Congreso ha terminado el pasado 20 de junio con un balance importante de normas aprobadas. Durante el primer año se tramitaron en el Congreso 468 proyectos de ley y 33 de reforma constitucional.
De ellos, 35 iniciativas fueron aprobadas y la Constitución fue modificada en dos oportunidades (sin embargo, fueron 109 en la legislatura 2010-2011). Los temas de mayor interés para el Congreso (sin contar aquellos destinados a honores) fueron la estructura del Estado y la administración pública (16,0%), los asuntos laborales y pensionales (10,4%), la educación, el deporte y los asuntos medioambientales (13,2%). Otros sectores con agendas regulatorias relevantes fueron el de justicia y los que tocan impuestos y condiciones para la inversión. Sin duda alguna, el Gobierno fue el gran protagonista en el Congreso y, de la totalidad de las normas aprobadas, fueron 20 las que provenían de iniciativa gubernamental.

Pero el balance del Congreso no solo es relevante cuantitativamente. También vale la pena mencionar que se aprobó una agenda con asuntos que debe ser tenida en cuenta. Entre las iniciativas que se convirtieron en ley están por ejemplo la reforma tributaria de 2014, el Plan Nacional de Desarrollo, la reforma al fuero penal militar, la reforma constitucional al equilibrio de poderes, el presupuesto bianual de regalías, la ley de inspección y vigilancia para la educación, la ley contra el contrabando y una buena serie de acuerdos internacionales que el Congreso debía tramitar.

Quedaron para los meses siguientes 121 iniciativas que continuarán su discusión a partir del 20 de julio, en donde 98 de ellas están pendientes de recibir su segundo debate en la plenaria de la respectiva corporación. Los temas más recurrentes entre los proyectos que siguen su curso son los honores y las conmemoraciones con el 28%, la educación y deporte con el 10% y los asuntos laborales y la salud con el 9% respectivamente.

En el segundo semestre de 2015 habrá temas que sin duda tendrán el foco de la opinión pública. Se discute por ejemplo la ley de maltrato animal por medio de la cual se establecen sanciones y penas a quienes proporciones tratos crueles a los animales y avanza a paso rápido la famosa ley de ZIDRES (Zonas de Interés de Desarrollo Rural, Económico y Social) que promueve la creación de estímulos para aquellas zonas que cuentan con condiciones especiales para su desarrollo. El debate sobre el nuevo Código de Policía tiene trámite por primera vez en casi 10 años y sigue en la agenda una posible reforma tributaria, que seguramente se dedicará de manera prioritaria a atender la situación de las entidades sin ánimo de lucro por donde la administración de impuestos afirma hay una gran fuente de evasión. En la agenda de debates pendientes también se encuentran temas ambientales, mineroenergéticos, tributarios y de salud pública.

La agenda regulatoria, además, será abordada en medio de una campaña electoral que está a punto de empezar y que definirá la suerte política de los partidos de la Unidad Nacional y de la oposición, en donde en el fondo está en juego, no sólo la suerte de los ciudadanos, sino también las posiciones de valor de cada bando de cara a la contienda presidencial de 2018.

 

Nicolás Uribe Rueda

Abogado de la Universidad de los Andes, con estudios en Política Internacional en American University de Washington D.C., y Política Pública de la Escuela de Alto Gobierno de la Universidad de los Andes. Máster en Acción Política y Participación Ciudadana en el Estado de Derecho del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, la Universidad Rey Juan Carlos y la Universidad Francisco de Vitoria. Consejero Presidencial 2002-2004 y Representante a la Cámara por Bogotá entre los años 2006 y 2010. Consultor en Asuntos Públicos y de Gobierno a través de su firma Valure, fundada en 2011. Panelista de Blu Radio y columnista de El Espectador

Los comentarios están cerrados