Entradas recientes

Nicolás Uribe Rueda

Para quienes hemos transitado en el pasado por el mundo activo de la política, la época electoral es un momento de reflexión y de nostalgia.

Las campañas políticas son una oportunidad para adentrarse en el alma de un pueblo y conocer sus carencias, así como también sus más íntimos anhelos. Sólo haciendo proselitismo es posible encontrar una oportunidad para asistir en poco tiempo a cientos de reuniones a las que asisten miles de personas en ciudades o en alejados municipios

Nicolás Uribe Rueda

Desde todos los puntos cardinales de la opinión nacional parece estar madurando la idea de convocar una asamblea nacional constituyente.

Con argumentos y propósitos distintos, e incluso en medio de acusaciones sobre oscuros intereses, los actores políticos más relevantes de la vida nacional empiezan a estar de acuerdo, tal vez sin querer, en que existe un bloqueo institucional que impide las reformas constitucionales que Colombia necesita a través del Congreso. Es un hecho notorio, por ejemplo, que desde el Capitolio Nacional es imposible sacar adelante una buena reforma a la justicia, que sólo será viable si la deliberación es pública y transparente, consensuada políticamente y libre, es decir, en ausencia del temor de los congresistas a las posibles represalias por sus votos.

NACIONAL 14 DIC 2013 – 6:05 PM Personajes 2013

Que el expresidente se candidatizara al Congreso y se convirtiera en opositor de Juan Manuel Santos son dos de las noticias políticas más fuertes del año.

Por: Nicolás Uribe Rueda. / Especial para El Espectador
 Álvaro Uribe Vélez protagonista político
Expresidente, Álvaro Uribe Vélez

Alvaro Uribe Vélez es sin duda una figura excepcional de la política colombiana. Así lo registran tanto sus partidarios como sus contradictores, quienes reconocen por igual que para bien o para mal, el expresidente transformó al país durante sus ocho años de mandato. Pero Uribe no sólo fue un presidente popular y el destinatario de odios y de amores por cuenta de su obstinada manera de salirse con la suya, sino también una persona que ejemplifica como pocos la vocación para la política. Mientras todos a su alrededor piden una tregua en el ejercicio de la acción política, Uribe vive para ella. Como lo hace desde hace ya casi tres lustros, el expresidente recorre emisoras regionales en la madrugada; toma fuerza al treparse a algún atril improvisado y se inspira en reuniones populares. Se le iluminan de felicidad los ojos cuando la gente le agradece las ejecutorias del gobierno y se apasiona como pocos cuando argumenta en favor de sus ideas. La conexión que tiene con la gente es producto del amor que profesa por Colombia, pero también, por cuenta de su innata habilidad para leer lo que resulta políticamente más rentable.

Nicolás Uribe Rueda

Al alcalde Petro parece que le divierte deshacer lo que funciona y arreglar lo que no está dañado. Además, le encanta hacerlo a las patadas, vulnerando derechos, generando traumatismos y justificando con sofismas.

El año pasado, por su obstinación para hacer a las carreras lo que busca, hizo que Bogotá se despertara con las basuras hasta el cuello, razón por la cual la Procuraduría lo tiene hoy al borde del retiro.