Autor: Nicolás Uribe Rueda

aumento-14

El 91% de las empresas renovadas y matriculadas ante el registro mercantil de Bogotá son microempresas

María Alejandra Ruiz Rico – mruiz@larepublica.com.co

Bogotá continúa consolidándose como la capital del emprendimiento de Colombia y como una de las ciudades más dinámicas de América Latina. Entre enero y noviembre se crearon 144.550 empresas y establecimientos de comercio, 14% más frente al mismo periodo del año anterior cuando se crearon 126.957.

El total de empresas y establecimientos de comercio activos a 30 de noviembre llegó a 788.675, de las cuales el 91,4% son microempresas; 6,1% pequeñas; 1,8% medianas y 0,66%, son grandes. Por su parte, el valor total de activos de las empresas alcanzó los $2.281.477 billones, distribuidos así: microempresas, $13.700 billones; pequeñas, $69.139 billones; medianas, $136.757 billones y grandes, $2.061.882 billones.

Nicolás Uribe Rueda, presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá, aseguró que “Estas cifras demuestran que las empresas son el motor de la economía, de la generación de empleo, y son la base de la construcción de equidad. Debemos persistir en el desarrollo de un entorno más amigable con el emprendimiento, menos trámites, más seguridad jurídica y más facilidades para crear empresa”.

Redacción Economía.

La Cámara de Comercio de Bogotá respaldó el proyecto de ley de crecimiento económico que se encuentra en curso en el Congreso por considerar que impulsa el desarrollo.

}

Cerca de 57.000 empresas ubicadas en Bogotá-Región son potenciales beneficiarias del impuesto unificado.

El nuevo presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá, Nicolás Uribe, salió a respaldar el proyecto de ley de crecimiento económico que se debate por estos días en el Congreso de la República por considerarlo “una herramienta fundamental para incrementar las tasas de crecimiento de la economía nacional” e hizo un llamado a diferentes sectores para sacar adelante la iniciativa.

La organización exaltó, mediante un comunicado, la figura del impuesto unificado bajo el régimen simple de tributación y dijo que “representa una alternativa integral para facilitar trámites y reducir costos asociados al cumplimiento de las obligaciones fiscales y pensionales, de los propietarios de pequeños negocios”.

La Cámara estima que cerca de 57.000 empresas ubicadas en Bogotá-Región son potenciales beneficiarios de este régimen especial y podrían incorporarse a la base de recaudo. Según la DIAN bajo esta figura hay más de 8.200 empresarios inscritos.

También dijo que este régimen voluntario reduciría ostensiblemente la carga tributaria, “generando mayores niveles de crecimiento y por tanto incentivos adecuados para el tránsito a la formalidad de las unidades empresariales que decidan acogerse”, afirmó Uribe. 

El gobierno proyecta la creación de más de 130.000 puestos de trabajo formal y de calidad, en el periodo 2020-2022, con la ley de crecimiento económico.

Además, el presidente de la Cámara de Comercio destacó que el proyecto de ley incluye condiciones tributarias más competitivas para el sector productivo del país porque disminuye la tasa efectiva de tributación, fomentando la inversión, mantiene el descuento del IVA sobre la importación a bienes de capital e incluye con medidas como el decrecimiento progresivo en el pago del impuesto de renta a micro, pequeñas, medianas y grandes empresas en los próximos cuatro años.

Por último, celebró que el articulado materializa la apuesta del gobierno de Iván Duque por la Economía Naranja con un mecanismo de renta exenta. “Gracias a esta medida se podrán invertir recursos adicionales en la consolidación de empresas de los sectores más variados como moda, turismo, gastronomía y eventos culturales, propiciando la generación de empleos formales desde el emprendimiento y principalmente la empleabilidad de talentos jóvenes”, destacó Uribe.

Temas relacionados

https://www.elespectador.com/economia/ley-de-crecimiento-economico-es-indispensable-para-el-sector-empresarial-ccb-articulo-896417

colombia1_1574377446

 

La movilización ciudadana reciente entre nosotros tiene, a mi juicio, una composición y explicación diversa que debe entenderse integralmente y ser analizada en su complejidad.En ella está presente un grupo de ciudadanos indignados que, de manera legítima y auténtica, encontró en las marchas una válvula de escape a su malestar por cuenta de la distancia que existe entre la realidad y sus aspiraciones. Se trata de una expresión solidaria, intempestiva, diversa y amorfa, de comprensión y compasión con quienes en nuestro país parecen soportar muchas cargas y recibir pocos alivios de nuestras instituciones y del modelo económico imperante. Es un movimiento lleno de empatía con el otro y con la naturaleza que, cansado de repetir silenciosamente sus demandas, encontró la oportunidad de subir el volumen a sus inconformidades y anda empeñado en ser oído de una vez por todas.

Buscará fortalecer la función cívica y social de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Nicolás Uribe Rueda

Foto: Andrés Lozano

Nicolás Uribe Rueda, un bogotano de 42 años es el próximo presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá, una entidad que busca que los empresarios encuentren los entornos adecuados para el desarrollo de sus negocios.

Uribe Rueda se despidió el pasado martes de su rol como panelista de Blu Radio, para asumir desde el 16 de diciembre la responsabilidad de generar estrategias que permitan continuar elevando la productividad de las empresas en Bogotá y la región.

En diálogo con KienyKe.com, Nicolás Uribe recuerda que fue consejero presidencial, congresista y que desde el año 2010 se dedicó “a trabajar desde el sector privado para ayudarle a los clientes que atendemos a construir entornos adecuados para el desarrollo de los negocios”.

Él mismo ha conocido de primera mano las dificultades que se enfrentan los ciudadanos para crear empresa, el proceso de desarrollo que buscan llevar a cabo los empresarios:

“Arranqué en la sala de mi casa, con las uñas, ‘maletiando’ propuestas entre empresas. Arranqué trabajando como trabajan miles de colombianos que tienen una idea y la quieren convertir en realidad.”, dice desde su empresa de consultoría.

Foto: Andrés Lozano

En el país son muchos los retos para quienes quieren crear empresa, como cuando por ejemplo diferentes entidades parecen contradecirse sobre normatividad, y que ponen a prueba la determinación para sacar adelante los proyectos.

“Conciliar, por ejemplo, la idea de que a usted la empresa de gas cuando llega a su local le dice que tiene que abrir un hueco para que salga el gas, y cuando llega el Invima le dice que tiene que taparlo porque contamina”, recuerda Uribe Rueda sobre algunos cuellos de botella que se ha encontrado tanto él como su esposa, quien tiene un emprendimiento de comida mexicana.

De igual manera, el nuevo presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá, es consciente de la función social que tienen las empresas y su responsabilidad de redistribuir valor en la sociedad.

Las empresas son sin duda el mejor elemento para redistribuir, las empresas son el único instrumento para garantizar la sostenibilidad de nuestro sistema fiscal, las empresas son el único medio por el cual podríamos hacer una verdadera reforma pensional y laboral, a través de la formalidad, porque son las únicas que tienen capacidad de construir y de generar los recursos que se requieren”, puntualiza.

La Cámara de la cuarta revolución industrial

El momento en el que llega Nicolás Uribe Rueda a la Cámara de Comercio de Bogotá es diferente, se da en medio de la cuarta revolución industrial, que “es una realidad que nuestra economía se está transformando. La economía de hoy no es la misma de hace 20 años. Los trabajos que existen hoy no son los mismos que van a existir en breve”, lo que genera nuevos retos para la sociedad en su conjunto.

“Una de las grandes oportunidades que hay en Colombia tiene que ver con los temas de economía naranja que tiene que ver con la posibilidad de convertir la creatividad en talento que genere recursos y oportunidades para la mayoría de las personas”, enfatiza sobre lo que es una realidad de hacia dónde va el mundo.

Foto: Andrés Lozano

Esta nueva economía es generadora de grandes cambios, y señala el ejemplo del sistema en el que “los bancos no tienen posibilidades reales de prestarle a quienes desarrollan temas artísticos porque no comprenden cuáles son las dimensiones de esos negocios”. Entonces, “economía naranja significa trabajar con el sistema financiero, para que le pueda prestar a quienes quieren utilizarlo para proyectar sus negocios en el futuro. Tiene que ver con educación financiera, con la formalización de esos emprendimientos”, subraya Uribe Rueda.

Las industrias creativas representaban el año pasado el 3 % del PIB mundial, tienen tasas de crecimiento superiores al 7 %. Es decir que no solamente representan un porcentaje importante del PIB sino que crecen a tasas más altas de las que tienen las empresas de economía tradicional.

¿Cómo apoya la Cámara de Comercio de Bogotá a los emprendedores?

“La Cámara de Comercio tiene de manera tradicional una serie de programas que buscan acompañar los emprendimientos, desde que una persona llega diciendo que tiene una idea, hasta empresas que quieren aumentar de manera exponencial su productividad”, afirma mientras toma impulso para señalar algunos de ellos:

“Se encuentran grandes empresas que lo que buscan es ‘reventarla’ aumentando productividades de manera importante, y para eso está por ejemplo el Foro de Presidentes y Empresas en Trayectoria Mega. Hay otras en que la persona arranca preguntándose ‘¿cómo creo mi empresa? ¿Cómo hago un plan de negocio? ¿Cómo logro tener acceso al crédito? ¿Cómo desarrollar una estrategia comercial adecuada?’ Eso se va a mantener y se va a profundizar, la Cámara de Comercio de Bogotá ha sido exitosa en esto”.

Integración de Bogotá y Cundinamarca es una prioridad: Uribe

Foto Diana Rubiano/ El Nuevo Siglo

Nicolás Uribe, quien ya sostuvo una conversación con la nueva alcaldesa electa, Claudia López, con quien trabajará de la mano en beneficio de la clase empresarial no solo de los bogotanos sino de todo el departamento, le dijo a EL NUEVO SIGLO cuáles son sus planes para contribuir con la prioridad de la próxima administración de consolidar un proyecto de Bogotá-Región.

A manera de prioridad compartida, Uribe anticipa una muy buena comunicación entre la CCB y el Palacio Liévano y buscará, ante todo, que la sociedad reconozca en el empresario lo que realmente es: un actor que hoy va más allá del pago de impuestos y la generación de empleo; se trata de alguien de quien la ciudadanía espera liderazgo a diario frente a temas como el cuidado al medio ambiente.

EL NUEVO SIGLO: ¿Cómo espera usted que sea la relación de la Cámara de Comercio con la nueva Administración Distrital de Claudia López?

NICOLÁS URIBE: No creo que vaya a haber ninguna preocupación. Hablé con la Alcaldesa electa la semana anterior y acordamos juntarnos en unas semanas para trabajar en temas que tanto a ella como a nosotros nos preocupan, en beneficio de la clase empresarial.

Estoy seguro de que vamos a poder coordinar esfuerzos, mantener las cosas que existen y extendernos a otros programas, porque a mí no me cabe duda de que todos estamos interesados en construir condiciones para que en Bogotá y en la región se construyan oportunidades para todos.

Y el principal generador de oportunidades es el sector empresarial, luego hay intención y no identifico nada distinto que la buena voluntad de la nueva Administración para trabajar de la mano, así como la nuestra, y sacar adelante proyectos ambiciosos en beneficio de Bogotá, la región y el sector empresarial.

Prioridades

ENS: ¿Cuál es su prioridad como nuevo Presidente de la CCB?

NU: Lo primero y lo más importante, es que la Cámara de Comercio tiene que jugar un papel muy importante para reivindicar el papel del empresariado en nuestra sociedad. Se está creando la idea, es mi percepción, de que los empresarios no aportan valor sino que lo destruyen. Y creo que esa visión de la sociedad es completamente equivocada. Si hay algo que sirve, por ejemplo, para construir equidad, es una base empresarial sólida, fuerte, competente, con oportunidades y con condiciones para crecer.

Si hay algo que genera empleo y nos sirve para superar las dificultades en materia de desigualdad, es una empresa fortalecida y con oportunidades. No hay nada más redistributivo y equitativo, que la riqueza repartida a través de los mecanismos que se crean entre los socios y a través de la creación de valor de las empresas.

Y creo que la empresa hoy tiene que hacer valer esa posición en la sociedad, y tiene que trabajar para hacer visible sus aportes. Es que, a través de las empresas se financian los programas sociales; son ellas las que producen el trabajo formal que existe en este país; son ellas las que se ajustan a las necesidades de los consumidores, y en últimas son ellas las que se configuran como una contención para los populismos de cualquier naturaleza, porque generan sentido de pertenencia. Luego, ahí hay una tarea muy importante para hacer: que todo empresario se reconozca como tal porque son la mejor manera de aportarle a una sociedad que requiere de sus empresarios para salir adelante.

ENS: ¿Y qué otros objetivos y metas tiene planeadas?

NU: La Cámara debe priorizar la base de la pirámide empresarial. El 94% de las empresas, de Bogotá y Cundinamarca, son microempresas y ahí hay un potencial enorme que tenemos que acompañar, volver sujeto de crédito, para formalizar y acompañar ese proceso de desarrollo. La base de la pirámide debe ser prioridad de la Cámara de Comercio.

Desde esa perspectiva, uniendo los programas uno y dos, yo creo que hay que hacer un esfuerzo para promover la cultura empresarial y para hacer que la gente se sienta orgullosa, que tiene oportunidades al ser empresario en nuestro país. Ese es un propósito que debe mantenerse y por eso toca ejecutar los planes de capacitación, acompañamiento y demás.

La región

ENS: Usted se refería a Bogotá y Cundinamarca. ¿Tiene algún objetivo enfocado a la consolidación de Bogotá-Región?

NU: Sí claro. Tenemos que tener una presencia mucho más agresiva en los municipios de Cundinamarca. Es casi la mitad del departamento en donde la CCB tiene presencia, 59 municipios, pero creo que hay que hacer un esfuerzo grande de integración de los mismos a los servicios de la Cámara. Servicios de acompañamiento, desde el punto de vista digital, de programación, de todo lo que significan las nuevas tecnologías, etc.

ENS: Esto está muy en línea con lo que ha dicho la Alcaldesa, quien ha venido posicionando este tema como una prioridad, ¿usted también llega a asumir la presidencia con esta misma prioridad de consolidar a Bogotá-Región?

NU: Sin duda, claro que es una prioridad. Y es una prioridad porque entre Bogotá y Cundinamarca sumamos un porcentaje del Producto Interno Bruto extraordinariamente grande, cercano al 31% del PIB nacional.

Es que, estamos hablando del 22% de la población colombiana; estamos hablando de cerca de 600.000 empresas. Es decir, Bogotá y Cundinamarca son un motor espectacular, que integrado puede producir mayor riqueza para todos los integrantes de la región. Entre la capital y el departamento en el que se circunscribe hay posibilidades enormes de integración.

Por eso temas de transformación digital y de acceso a la tecnología para capacitar y formar empresarios en Cundinamarca, es para nosotros una prioridad. La Cámara es el secretario técnico de la Comisión Regional de Competitividad, que es también una prioridad. Nosotros tenemos una serie de clusters que no tienen sentido si no existiera el trabajo que se hace entre ambas regiones, y por eso el tema de la presencia significa incrementar posibilidades de planes, de programas, de facilidades para acceder a los servicios y facilitación de acceso de oportunidades para los emprendedores cundinamarqueses.

Y por último, es claro que el tema de integración regional pasa también por un servicio que presta la Cámara y es que esta entidad no solo se encarga de promover la cultura empresarial y las condiciones para crear un entorno apto para los empresarios, sino que es una entidad de naturaleza cívica que tiene la posibilidad de convocar fuerzas y voluntades de diferente naturaleza, sin distinción política, a que trabajen por un bien común.

La Economía Naranja

ENS: En los próximos años Bogotá ya tendrá un Bronx Distrito Creativo. ¿Tiene algún plan frente a la denominada Economía Naranja?

NU: Sí. Nosotros tenemos que acompañar al Gobierno nacional en temas prioritarios para determinados sectores de la economía, como por ejemplo el de la economía naranja. Todo lo que significa talento y creatividad orientado a la generación de recursos.

Esto no es un capricho del presidente Duque, sino que es una verdadera dimensión de lo que está sucediendo en la economía global y una oportunidad para Colombia y que debe aprender a capitalizar pronto. Porque nuestra economía, la que conocemos hoy, no es la misma que vamos a tener en algunos años.

Hay empleos que van a desaparecer, hay oportunidades que se van a acabar, y por supuesto hay una posibilidad enorme de nuestro país para integrarnos a una serie de necesidades que hoy se plantean globalmente y que tienen que ver con temas de economía naranja; con todas estas actividades que tenemos que aprovechar, dado el talento que existe en nuestra ciudad y en nuestro país. Entonces reitero, yo no creo que este tema sea un capricho, sino que es una dimensión que aún no entienden algunas personas pero que, así uno no crea en ella, nos va a embestir. Es una realidad.

La economía está cambiando: Hoy crecen más las empresas de economía naranja que por ejemplo las empresas de naturaleza extractiva y ahí hay un nicho enorme en el que tenemos que trabajar y acompañar al Gobierno Nacional.

Liderazgo

ENS: ¿Cómo planea la CCB, bajo su liderazgo, materializar todos estos objetivos?

UN: Vamos a promover temas interesantes que creo que hacen parte de la nueva dimensión y del nuevo rol del empresario, y yo creo que esa es una tarea que tenemos que acompañar con extraordinario entusiasmo. ¿Cómo? Así como hay que reivindicar el papel del empresario, también hay que entender que el papel del empresario en nuestra sociedad se ha traspasado a otros ámbitos y no se circunscribe exclusivamente al pago de impuestos y a la generación de empleo.

La sociedad espera todos los días más de sus empresarios y ahí hay una gran oportunidad para hacer cosas. Y te menciono un tema prioritario: el liderazgo del empresario en temas alrededor del medio ambiente.

La CCB tiene una filial que se dedica a estos temas y queremos repotenciarla y queremos convertir al medio ambiente en un tema de particular relevancia para el empresariado. Porque ellos son los que producen los recursos necesarios precisamente para cuidar el planeta y para construir oportunidades de desarrollo sostenible.

ENS: Adicionalmente a todas estas prioridades que me acaba de indicar, ¿van a darle continuidad a todo lo que ya hacen?

NU: Vamos a seguir trabajando en todos los temas cívicos, vamos a buscar acompañar el proceso de integración regional, vamos a persistir en las plataformas en las que se han construido programas exitosos como ArtBo, como Bogotá Fashion Week y todo con un criterio como te digo, de convertirlos en programas que no solamente hagan lo que hacen hoy sino que lleguen a mas sectores y a sectores más populares de nuestra sociedad.

ENS: Frente a la informalidad, ¿qué planes tiene para combatirla en calidad de Presidente de la CCB?

NU: Ese es un tema fundamental, porque la formalización no solamente es una posibilidad real para incrementar de manera exponencial y real los ingresos de tantas iniciativas y de tantos emprendimientos, sino que además es la única reforma pensional y salarial real que existe en nuestro país. Y al sistema de salud.

Si nosotros no nos formalizamos, no hay aportes a la seguridad social ni al sistema pensional. Y por eso es tan importante, no solamente para poder acceder a nuevos mercados en una economía integrada, sino también para poder sostener nuestros sistemas de salud y pensional. Esto a punta de presupuesto nacional y subsidios no va a ser posible y lo que requerimos es demostrar que la formalización es un buen negocio.

Entonces hay que hacer muchas cosas: hay que trabajar en reducción de trámites; hay que promover temas de lucha contra el contrabando; hay que fomentar la ventanilla única empresarial para integrar la mayor cantidad de certificados y permisos que se requieren para la creación de empresas y demás, y ese por supuesto es uno de los temas en los cuales nos vamos a concentrar.

Hay testimonios hoy de personas exitosísimas en el mundo por ejemplo de la moda, que han tenido un salto exponencial entre lo que eran y lo que son hoy, por cuenta de haber convertido sus emprendimientos en negocios perfectamente formales.