Mes: noviembre 2019

Integración de Bogotá y Cundinamarca es una prioridad: Uribe

Foto Diana Rubiano/ El Nuevo Siglo

Nicolás Uribe, quien ya sostuvo una conversación con la nueva alcaldesa electa, Claudia López, con quien trabajará de la mano en beneficio de la clase empresarial no solo de los bogotanos sino de todo el departamento, le dijo a EL NUEVO SIGLO cuáles son sus planes para contribuir con la prioridad de la próxima administración de consolidar un proyecto de Bogotá-Región.

A manera de prioridad compartida, Uribe anticipa una muy buena comunicación entre la CCB y el Palacio Liévano y buscará, ante todo, que la sociedad reconozca en el empresario lo que realmente es: un actor que hoy va más allá del pago de impuestos y la generación de empleo; se trata de alguien de quien la ciudadanía espera liderazgo a diario frente a temas como el cuidado al medio ambiente.

EL NUEVO SIGLO: ¿Cómo espera usted que sea la relación de la Cámara de Comercio con la nueva Administración Distrital de Claudia López?

NICOLÁS URIBE: No creo que vaya a haber ninguna preocupación. Hablé con la Alcaldesa electa la semana anterior y acordamos juntarnos en unas semanas para trabajar en temas que tanto a ella como a nosotros nos preocupan, en beneficio de la clase empresarial.

Estoy seguro de que vamos a poder coordinar esfuerzos, mantener las cosas que existen y extendernos a otros programas, porque a mí no me cabe duda de que todos estamos interesados en construir condiciones para que en Bogotá y en la región se construyan oportunidades para todos.

Y el principal generador de oportunidades es el sector empresarial, luego hay intención y no identifico nada distinto que la buena voluntad de la nueva Administración para trabajar de la mano, así como la nuestra, y sacar adelante proyectos ambiciosos en beneficio de Bogotá, la región y el sector empresarial.

Prioridades

ENS: ¿Cuál es su prioridad como nuevo Presidente de la CCB?

NU: Lo primero y lo más importante, es que la Cámara de Comercio tiene que jugar un papel muy importante para reivindicar el papel del empresariado en nuestra sociedad. Se está creando la idea, es mi percepción, de que los empresarios no aportan valor sino que lo destruyen. Y creo que esa visión de la sociedad es completamente equivocada. Si hay algo que sirve, por ejemplo, para construir equidad, es una base empresarial sólida, fuerte, competente, con oportunidades y con condiciones para crecer.

Si hay algo que genera empleo y nos sirve para superar las dificultades en materia de desigualdad, es una empresa fortalecida y con oportunidades. No hay nada más redistributivo y equitativo, que la riqueza repartida a través de los mecanismos que se crean entre los socios y a través de la creación de valor de las empresas.

Y creo que la empresa hoy tiene que hacer valer esa posición en la sociedad, y tiene que trabajar para hacer visible sus aportes. Es que, a través de las empresas se financian los programas sociales; son ellas las que producen el trabajo formal que existe en este país; son ellas las que se ajustan a las necesidades de los consumidores, y en últimas son ellas las que se configuran como una contención para los populismos de cualquier naturaleza, porque generan sentido de pertenencia. Luego, ahí hay una tarea muy importante para hacer: que todo empresario se reconozca como tal porque son la mejor manera de aportarle a una sociedad que requiere de sus empresarios para salir adelante.

ENS: ¿Y qué otros objetivos y metas tiene planeadas?

NU: La Cámara debe priorizar la base de la pirámide empresarial. El 94% de las empresas, de Bogotá y Cundinamarca, son microempresas y ahí hay un potencial enorme que tenemos que acompañar, volver sujeto de crédito, para formalizar y acompañar ese proceso de desarrollo. La base de la pirámide debe ser prioridad de la Cámara de Comercio.

Desde esa perspectiva, uniendo los programas uno y dos, yo creo que hay que hacer un esfuerzo para promover la cultura empresarial y para hacer que la gente se sienta orgullosa, que tiene oportunidades al ser empresario en nuestro país. Ese es un propósito que debe mantenerse y por eso toca ejecutar los planes de capacitación, acompañamiento y demás.

La región

ENS: Usted se refería a Bogotá y Cundinamarca. ¿Tiene algún objetivo enfocado a la consolidación de Bogotá-Región?

NU: Sí claro. Tenemos que tener una presencia mucho más agresiva en los municipios de Cundinamarca. Es casi la mitad del departamento en donde la CCB tiene presencia, 59 municipios, pero creo que hay que hacer un esfuerzo grande de integración de los mismos a los servicios de la Cámara. Servicios de acompañamiento, desde el punto de vista digital, de programación, de todo lo que significan las nuevas tecnologías, etc.

ENS: Esto está muy en línea con lo que ha dicho la Alcaldesa, quien ha venido posicionando este tema como una prioridad, ¿usted también llega a asumir la presidencia con esta misma prioridad de consolidar a Bogotá-Región?

NU: Sin duda, claro que es una prioridad. Y es una prioridad porque entre Bogotá y Cundinamarca sumamos un porcentaje del Producto Interno Bruto extraordinariamente grande, cercano al 31% del PIB nacional.

Es que, estamos hablando del 22% de la población colombiana; estamos hablando de cerca de 600.000 empresas. Es decir, Bogotá y Cundinamarca son un motor espectacular, que integrado puede producir mayor riqueza para todos los integrantes de la región. Entre la capital y el departamento en el que se circunscribe hay posibilidades enormes de integración.

Por eso temas de transformación digital y de acceso a la tecnología para capacitar y formar empresarios en Cundinamarca, es para nosotros una prioridad. La Cámara es el secretario técnico de la Comisión Regional de Competitividad, que es también una prioridad. Nosotros tenemos una serie de clusters que no tienen sentido si no existiera el trabajo que se hace entre ambas regiones, y por eso el tema de la presencia significa incrementar posibilidades de planes, de programas, de facilidades para acceder a los servicios y facilitación de acceso de oportunidades para los emprendedores cundinamarqueses.

Y por último, es claro que el tema de integración regional pasa también por un servicio que presta la Cámara y es que esta entidad no solo se encarga de promover la cultura empresarial y las condiciones para crear un entorno apto para los empresarios, sino que es una entidad de naturaleza cívica que tiene la posibilidad de convocar fuerzas y voluntades de diferente naturaleza, sin distinción política, a que trabajen por un bien común.

La Economía Naranja

ENS: En los próximos años Bogotá ya tendrá un Bronx Distrito Creativo. ¿Tiene algún plan frente a la denominada Economía Naranja?

NU: Sí. Nosotros tenemos que acompañar al Gobierno nacional en temas prioritarios para determinados sectores de la economía, como por ejemplo el de la economía naranja. Todo lo que significa talento y creatividad orientado a la generación de recursos.

Esto no es un capricho del presidente Duque, sino que es una verdadera dimensión de lo que está sucediendo en la economía global y una oportunidad para Colombia y que debe aprender a capitalizar pronto. Porque nuestra economía, la que conocemos hoy, no es la misma que vamos a tener en algunos años.

Hay empleos que van a desaparecer, hay oportunidades que se van a acabar, y por supuesto hay una posibilidad enorme de nuestro país para integrarnos a una serie de necesidades que hoy se plantean globalmente y que tienen que ver con temas de economía naranja; con todas estas actividades que tenemos que aprovechar, dado el talento que existe en nuestra ciudad y en nuestro país. Entonces reitero, yo no creo que este tema sea un capricho, sino que es una dimensión que aún no entienden algunas personas pero que, así uno no crea en ella, nos va a embestir. Es una realidad.

La economía está cambiando: Hoy crecen más las empresas de economía naranja que por ejemplo las empresas de naturaleza extractiva y ahí hay un nicho enorme en el que tenemos que trabajar y acompañar al Gobierno Nacional.

Liderazgo

ENS: ¿Cómo planea la CCB, bajo su liderazgo, materializar todos estos objetivos?

UN: Vamos a promover temas interesantes que creo que hacen parte de la nueva dimensión y del nuevo rol del empresario, y yo creo que esa es una tarea que tenemos que acompañar con extraordinario entusiasmo. ¿Cómo? Así como hay que reivindicar el papel del empresario, también hay que entender que el papel del empresario en nuestra sociedad se ha traspasado a otros ámbitos y no se circunscribe exclusivamente al pago de impuestos y a la generación de empleo.

La sociedad espera todos los días más de sus empresarios y ahí hay una gran oportunidad para hacer cosas. Y te menciono un tema prioritario: el liderazgo del empresario en temas alrededor del medio ambiente.

La CCB tiene una filial que se dedica a estos temas y queremos repotenciarla y queremos convertir al medio ambiente en un tema de particular relevancia para el empresariado. Porque ellos son los que producen los recursos necesarios precisamente para cuidar el planeta y para construir oportunidades de desarrollo sostenible.

ENS: Adicionalmente a todas estas prioridades que me acaba de indicar, ¿van a darle continuidad a todo lo que ya hacen?

NU: Vamos a seguir trabajando en todos los temas cívicos, vamos a buscar acompañar el proceso de integración regional, vamos a persistir en las plataformas en las que se han construido programas exitosos como ArtBo, como Bogotá Fashion Week y todo con un criterio como te digo, de convertirlos en programas que no solamente hagan lo que hacen hoy sino que lleguen a mas sectores y a sectores más populares de nuestra sociedad.

ENS: Frente a la informalidad, ¿qué planes tiene para combatirla en calidad de Presidente de la CCB?

NU: Ese es un tema fundamental, porque la formalización no solamente es una posibilidad real para incrementar de manera exponencial y real los ingresos de tantas iniciativas y de tantos emprendimientos, sino que además es la única reforma pensional y salarial real que existe en nuestro país. Y al sistema de salud.

Si nosotros no nos formalizamos, no hay aportes a la seguridad social ni al sistema pensional. Y por eso es tan importante, no solamente para poder acceder a nuevos mercados en una economía integrada, sino también para poder sostener nuestros sistemas de salud y pensional. Esto a punta de presupuesto nacional y subsidios no va a ser posible y lo que requerimos es demostrar que la formalización es un buen negocio.

Entonces hay que hacer muchas cosas: hay que trabajar en reducción de trámites; hay que promover temas de lucha contra el contrabando; hay que fomentar la ventanilla única empresarial para integrar la mayor cantidad de certificados y permisos que se requieren para la creación de empresas y demás, y ese por supuesto es uno de los temas en los cuales nos vamos a concentrar.

Hay testimonios hoy de personas exitosísimas en el mundo por ejemplo de la moda, que han tenido un salto exponencial entre lo que eran y lo que son hoy, por cuenta de haber convertido sus emprendimientos en negocios perfectamente formales.